Buscar
  • Compro Usado

Como lograr que una mudanza sea un proceso para renovarse.


Según estudios realizado, hacer una mudanza está entre las situaciones más estresantes para las personas junto a la muerte de un ser querido, la falta o el cambio de un trabajo e inclusive un divorcio.

No es solo el hecho físico de trasladar todos los objetos de un lugar a otro, algo que ya de por sí es agotador, sino el hecho de darle de baja a los servicios de la antigua vivienda y darle de alta a los impuestos y servicios de la nueva casa.


A continuación te damos 8 tips para que tu mudanza sea exitosa, poco estresante y se convierta en una experiencia de renovación para la persona que la lleva a cabo.



Antes de irte de tu antigua vivienda


Es indispensable sacar el máximo provecho al transporte que hace la mudanza. Utiliza al máximo todos sus espacios. Acá te dejamos 3 simples pasos para el embalaje de tus objetos.


1. CLASIFICÁ. Aquellos artículos que no usarás en tu futura casa o no combinen con la nueva decoración, deshazte de ellos vendiendolos para abaratar costos en el procesa de mudanza o bien ahorrar para nuevas adquisiciones.


2. VACIADO DE CAJONES. No es necesario vaciar todos los cajones. Podes dejar aquellos que contengan ropa u objetos que no generen peso. También podes protegerlos de las ralladuras con film y si tienen vidrio podes utilizar alguna frazada. De esta forma necesitarás menos cajas y será más fácil de ubicar.


3 BOLSAS DE RESIDUOS. Utilizalas para poner objetos blandos como almohadas, almohadones, frazadas. De esta forma podrás darle una doble utilidad: separar un mueble de otro, para que queden protegidos y no se rayen y también podrás ubicarlos en aquellos huecos vacíos que queden en el camión de mudanza por su fácil adaptación.


Antes de entrar a tu nueva casa


4. REMODELA. Todos los cambios que quieras hacer en tu futura vivienda en cuanto a pintura, renovar el piso, entre otros, lo ideal, es hacerlos antes de que habites en ella. Ya que al encontrarse vacía puedes realizarlos cómodamente sin necesidad de correr muebles o que en transcurso de la remodelación surja algún imprevisto que impida el óptimo uso de la vivienda.


5. SERVICIOS. Búscalos en función a tu nuevo hogar. A veces sucede que la empresa utilizada en tu antigua casa no tiene la misma cobertura o señal en la nueva zona. Tomate tu tiempo y asesórate para encontrar la más adecuada de acuerdo a tus necesidades.


Una vez dentro de tu nuevo hogar


6. PLANTAS. Compra plantas, hacen al hogar más ameno. Además, absorben gases contaminantes, mejoran y purifican el aire. Logran que el ambiente tenga un poco más de humedad. Son una excelente terapia contra el estrés


7. NUEVAS ADQUISICIONES. Ahorra un poco de dinero y vende aquellos artículos que no usarás en tu nueva casa, con el fin de adquirir aquellos objetos que necesitarás en tu nuevo lugar. Ya sean muebles, electrodomésticos, refacciones, etc.


8. RENOVACIÓN. A veces con la primer limpieza no alcanza y necesitas seguir desasiéndote de algunos objetos. Muy a menudo sucede durante la adaptación a tu nuevo hogar notar que hay artículos que no van con tu decoración o no usas. ¡No te frustres! Tómalo como un acto de renovación o el inicio a una nueva experiencia como por ejemplo podes venderlos para concretar algún viaje.


En los procesos de mudanza resulta casi indispensable que una empresa con nuestra experiencia te facilite el trabajo comprando las cosas usadas de tu antigua casa. Compro Usado te da la opción de vender aquellas cosas que ya no queres tener para tu nuevo comienzo, te compra aquellos objetos que no encajan en tu renovación.

66 vistas0 comentarios